martes, 5 de noviembre de 2013

Materiales para un cuento: El Fantasma con Asma

No hay nada que me guste más que contarles cuentos a l@s niños, esos ojillos chisposos que ponen cuando entran en la mágia de la historia, no se paga con todo el oro del mundo. Por eso he decidido que de mayor quiero ser cuentista :)

Este es uno de mis cuentos preferidos, por eso lo elegimos para contarlo en el cole de los peques hace unos meses, con un amigo.

Aquí hay un vídeo del cuento completo

Este fin de semana tuve la posibilidad de volver a contarlo para un grupo de peques en el "cumpleaños fantasma" de nuestra amiga Martina  ¡qué suerte! :),  y como esta vez estaba yo sóla, lo primero que hice fue una marioneta del fantasma que sustituyera a mi amigo Adolfo.

Para ello saqué un sencillo patrón y lo corte sobre tela de algodón crudo



Una costura en todo el contorno, un pequeño cono de tela cosido para la nariz, todo relleno de algodón y unas líneas de rotulador negro para la cara, así con un par de calcetines reconvertidos en gorro y bufanda terminé al protagonista del cuento


Para el doctor Godofredo, ese soy yo, una bata blanca y estos pocos aperos.


 (siento no tener imagen del personaje al completo, como soy yo la que siempre lleva colgada la cámara
nunca salgo en las fotos...)

Y así comienza este cuento:

 "Godofredo, el matasanos, se ha levantado temprano, va a visitar a un paciente más raro de lo corriente, es un fantasma con asma, que ya ni asusta ni pasma, tose mucho, aúlla poco y estornuda como un loco (...)"


(...)

" (...) y le da el curalotodo, pensando un poquito en todo, las señas de unos fantasmas, que van a curarle el asma (...)·"

 
" Viven en una atalaya muy cerquita de la playa,  junto a un enorme membrillo en un castillo amarillo (...)"



" (...) Sale el fantasma de viaje con muy poquito equipaje, con la maleta vacía, pero lleno de alegría (...)"



" (...) y da en un lugar ventoso con el castillo dichoso (...)"

El interior del castillo está hecho con un teatrillo de sombras en el kamishibai.

"(...) Un fantasma hospitalario, un poquito estrafalario le ofrece albergue y cobijo (...) "

 
" (...) Tres fantasmitas llorones le dan cientos de achuchones (...)"
 

" (...) y una  fantasma con moña, cariños y carantoñas (...)"


(...)

" (...) Y así se acaba este cuento sin cataplasmas ni ungüentos y es que el cariño a raudales alivia todos los males "

2 comentarios: