lunes, 3 de marzo de 2014

El Geoplano

Mucho juego le sacamos a este geoplano cuadrado que hicimos hace más de un año


 ... por eso esta semana, por fin, hemos hecho otro redondo.


Son sencillísimos: están fabricados con cartón muy grueso (más fácil de cortar que la madera) una plancha delgada de corcho pegada encima con cola vinílica y chinchetas (con una gotita de cianocrilato -tipo loctite- para que no se salgan). Son ligeros y salen muy económicos. Las plantillas para dibujar los puntos donde irán clavadas las chinchetas las hemos hecho con una hoja de papel cuadriculado plegada una y otra vez sobre sí misma hasta conseguir la cuadrícula y los radios que necesitábamos, ahorrándonos algún rato de cálculos y regla milimetrada. Luego unas cuantas gomas de colores y a investigar.

Mis bichos juegan mucho con ellos, han descubierto de manera muy autónoma y lúdica diferentes representaciones geométricas. Creo que una de sus fortalezas está en la facilidad para hacer y deshacer la tarea: corregir, transformar, aumentar o reducir, disosionar... poner y quitar las gomas es tan sencillo que en pocos minutos pueden modificar un montón de veces lo que sucede en el tablero, y eso les encanta.


Aunque habitualmente su juego es libre, a veces les propongo actividades:
- Montar e identificar figuras
- Construir el mayor número posible de una figura concreta.
- Insertar dentro de una figura otras posibles, por ejemplo ¿cuantos triángulos caben dentro de este cuadrado?
- A ver quien adivina antes la figura que estoy construyendo
- Contar: figuras, lados, ángulos, tamaño (cuantas chinchetas tiene de lado)
- Comparar tamaños.
- Construir simetrías.
Todo depende del momento madurativo de los peques y hay mil variantes para propuestas relacionadas con el descubrimiento de conceptos geométricos (en este enlace hay un montón de actividades para primaria).
También se le pueden dar otros usos menos convencionales, como por ejemplo la propuesta de Inma, de Para mi peque con amor, de hacer circuitos para canicas y soplar con pajitas, una idea divertida con la que hemos pasado muy buenos ratos


También basado en la misma idea se puede acotar con gomas un circuito dentro del tablero y desplazar las canicas hasta el centro moviendo el tablero, primero con una, luego con dos, luego con cuatro, cerrando y abriendo recorridos.... es como el juego que viene en las tapas de los "pomperos" pero en grande


Es una gozada ver que algo que hemos construido en casa da tanto juego y el geoplano es uno de esos "juguetes" que creo que hay que tener, nosotros para la próxima hacemos el isométrico :)

La semana pasada Malena, de Aprendiendo Matemáticas hacía una entrada sobre los geoplanos caseros aquí , merece la pena visitarla
Otro enlace interesante sobre el geopalno aquí El Geoplano (I): Una herramienta para construir geometría en el aula

2 comentarios:

  1. No me gusta, sino que me encanta y además el rendimiento que le sacáis me parece fantástico. Nosotros hicimos uno, pequeño y sencillo, y lo estrenamos cuando Biel estuvo ingresado en el hospital. Les encanta, aún ahora juegan con el: formas, letras, laberintos... aunque las chinchetas se aflojan, pero con un poco de pegamento seguro que lo arreglamos. Apuntado queda!
    Felicidades por ser capaces de sacarle tanto partido al geoplano!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ángela por tu comentario!, que alegría que te pases por aquí. :)
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar