lunes, 28 de abril de 2014

Jugar a los bolos

Otro de los juegos más jugados en casa son los bolos.Los nuestros los hicimos hace ya un par de años con unas botellas de leche y colorante alimentario y aquí siguen, tal lozanos como el primer día.
Jugar con ellos es una actividad estupenda no solo para poner en práctica habilidades motoras si no también para practicar con los números. Lo primero que hacemos para jugar es marcar con rotulador en el suelo la posición de los bolos y con una trozo de cinta la línea de salida


Luego se colocan cada uno en su lugar, para lo cual es necesario reconocer primero los números


Una vez dispuesto el escenario ¡A tirar!.
Utilizamos una pelota de espuma que no hace ruido y es suficiente para empujar los bolos y que caigan.



Cuando están en el suelo anotamos los números que han caído y los sumamos. El mayor hace el cálculo y lo escribe en la pizarra, mientras el chiquitín por su parte, como no escribe aún, hace palotes que va contando, con más o menos acierto. Lo importante es que disfrute haciendo, así lo repetirá e irá cogiendo práctica


Ahora se trata de ver como con el trabajo en equipo ganan los dos: suman las cantidades totales obtenidas, y como la suma es más larga de lo habitual, y ya están un poco cansados sumar siempre igual, utilizan la calculadora. Todo un incentivo para el aprendizaje de los dos.

2 comentarios:

  1. El juego de los bolos nunca falla y se puede adaptar según qué edades
    Leemos que los tuyos se lo pasan genial

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida!! Sí la verdad es que a estos juegos atemporales se les saca mucho partido y lo mejor es que salen casi gratis :)
    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar