jueves, 5 de junio de 2014

La fiebre Stilton VS El libro con el que mi mayor ha descubierto el placer por la lectura

Por Sant Jordi llegó a casa un pequeño personaje que tiene a mi niño grande fascinado, tanto que se merece una mención para el recuerdo. No es ni más ni menos que un ratón llamado Jerónimo Stilton, que está de moda loca, y es por lo tanto archiconocido. Hay una numerosa saga de novelas escritas por el propio Stilton narrando sus aventuras. Nosotros tenemos su primer libro que es este.


Están todos cortados todos por el mismo patrón. Son libros llenos de detalles pensados para captar la atención de los niños:  tipografías variadas en tamaños, formas y colores, frases escritas en espiral, en espejo o por medio de jeroglíficos, mapas donde buscar la posición de diferentes lugares imaginarios, páginas olorosas, conocidos personajes fantásticos tomados de aquí y de allá con muy poca originalidad,  que junto con otros tantos detalles más hacen de la obra un reclamo muy efectivo.
Son libros de moda cuya calidad literaria: ilustración, texto y edición, dejan bastante que desear, pero con la que mi niño grande se ha enganchado a las lecturas en solitario y con el que empieza a crear un hábito que bien venido sea: leer a la menor oportunidad y disfrutar haciéndolo



 Yo la verdad es que empiezo a estar un poco cansada del dichoso ratón, vamos por la cuarta lectura y no se ve cerca el fin. No hemos comprado ninguno más, para eso están los cumples y otras ocasiones especiales y últimamente  he empezado a negarme a leérselo por la noches, nunca lo había hecho, es nuestro momento de lectura compartida y son ellos los que eligen, pero no puedo más con este personaje, le he dicho que si quiere que lo lea él, que yo le leo otra cosa, que nos estamos perdiendo otros libros puede que más interesantes,  y por supuesto eso es lo que sigue haciendo: lee por las mañanas nada más despertar, por las noches un ratito después de nuestro cuento en familia, en el coche, en el parque, en los recreos... esto es una fiebre en toda regla y yo sin antitérmico para estos casos. Tengo todas mis esperanzas puestas en que una vez que le saque todo el escaso juguillo al ratón, redescubra el placer por la lectura individual y se enganche en universos literarios más provechosos, mientras tanto aguantaremos el tirón y disfrutaremos a través de su disfrute ratonil.

5 comentarios:

  1. Yo creo que es un buen comienzo! Por ahí se empieza y luego seguro que le pica descubrir nuevos horizontes. ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Sí, la verdad es que lo importante no es el principio del camino sino comenzar a andarlo, yo estoy contenta :)
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Beltrán también tuvo su época Stilton, y ahora parece que le ha vuelto a atacar...
    A mí tampoco me gustan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal de muchos... espero que pase pronto :)

      Eliminar
  4. ¡Que difícil! Pero creo que solo será una fase mas; los peques están muy expuestos a las modas, y creo que no nos queda otra que acompañarlos con paciencia... pasará. En cuanto a los libros que se pierde, quizás algún día los re descubra, a su tiempo...

    Besotes!

    ResponderEliminar