jueves, 25 de septiembre de 2014

Jornada de anillamiento científico de aves

El Anillamiento científico de aves es un método utilizado para el estudio de poblaciones consistente en  capturar  ejemplares vivos, tomar datos sobre ellas y colocar una anilla metálica en su pata, que como si fuera una especie de DNI, servirá para conocer múltiples aspectos de la vida de las aves silvestres: peso, longevidad, dimorfismo sexual, estudio de poblaciones, fenología de la migración etc. Para realizar esta tarea de anillamiento es necesario estar en posesión del carnet de anillador, para lo cual es necesario pasar largos y duros procesos selectivos.

Estornino
Este sábado hemos tenido la suerte de poder asistir a una jornada de anillamiento científico con los bichos que han disfrutado como pajarillos :) Para ello nos hemos acercado hasta la Dehesa de un pueblo cercano al nuestro con unos amigos


La actividad consistía en ir, en primer lugar, a las redes de captura previamente situadas por las expertas en lugares estratégicos, desde donde se recogen todos los individuos atrapados


Algunos de los pájaros encontrados fueron: la curruca capirotada macho


Unos cuantos estorninos, que al parecer son la pesadilla de cualquier anillador, porque como suelen ir en grandes bandadas no es poco habitual que caigan por decenas en las redes y, por principio, todo lo que cae en las redes se anilla


Un verderón


La retirada de las redes, en este caso de un rabilargo, se hace con el máximo cuidado y nadie salvo las expertas ha podido participar en esta delicada tarea.


 Con el máximo cuidado se colocan los ejemplares en una bolsas de algodón especiales para ello y se cuelgan junto a la mesa de trabajo donde se realiza la recogida de datos. Para minimizar el estrés en las aves se manipulan lo menos posible.


Lo primero que se hace es anillar al pájaro para que en caso de que pueda escaparse ya tenga su "carnet de identidad" puesto.


 Luego se procede a dentificar las especies, algunas como el jilguero son muy populares y fáciles de reconocer incluso para los mas profanos.


Aunque no lo es tanto saber si es macho o hembra y la edad aproximada del animal, para ellos se examina el plumaje, especialmente de sus alas y cola.

 
Se pesa en una pequeña báscula utilizando un recipiente donde entre boca abajo, aproximadamente, hasta la mitad del cuerpo (para las especies pequeñas han utilizado el chasis de los antiguos carretes de foto, para las más grandes un vado de plástico)
 
 
Y tras una rápida y minuciosa toma de datos que incluyen diferentes aspectos, como longitud de las alas, grasa corporal, peso, edad, estado del plumaje, etc
 

 revisados en las tablas, en caso de dudas


Se anotan todos lo datos


Y se procede a la liberación, la parte más bonita, donde los peques han podido participar
Silvia, la anilladora, colocaba con sumo cuidado al pájaro boca abajo en la palma de la mano


Si conseguía embrujarlo, el pájaro, en este caso un petirrojo, quedaba como dormido por unas fracciones de segundo


Luego había que soplarle para despertarlo del trance y que fuera a ocupar su espacio en el bosque


Verlo volar de nuevo de verdad que abría el alma
La operación se ha repetido tantas vecs como pájaros había y eran un buen montón. Todo el que ha querido ha podido liberar a los pájaros varias veces. El rey del disfrute liberador: Mi Pequeño Dragón que todo el tiempo quería repetir :)


Con una curruca


Con un pinzón


Y siempre observando la tarea con una atención insólita


Lo hemos pasado muy bien y hemos aprendido un montón. Viendo una y otra vez como les medían las alas


Como se defendían picando


Flipando por ver la hermosura del plumaje


Y como colocar una y otra vez la anilla en las delgadísimas patas


Mientras aprendíamos los pájaros, como este pinzón


O el zorzal
 
Ha sido una experiencia fantástica para conocer de cerca un poco más de estos hermosos animales.
 

5 comentarios:

  1. Qué chulada! No he ido nunca a un anillamiento, pero ganas no me faltan! Una vez fui a una conferencia sobre anillamiento de flamencos y las imágenes eran espectaculares!!
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Flamencos!! guauu!!, eso si tiene que ser un pasada... yo desde luego repito en cuanto pueda y si fuera con aves de mayor tamaño mejor aún, es una experiencia preciosa para niños y adultos.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. He visto documentales sobre anillamiento en aves y tienes razón, es una experiencia chulísima y un recuerdo precioso para los peques.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es! y si tienes oportunidad, no te quedes sólo con el documental :)
      Un besote para ti también

      Eliminar
  4. Fuimos a un taller con unos expertos y lo hemos disfrutado muchísimo.

    ResponderEliminar