miércoles, 12 de noviembre de 2014

Arboreto Luis Ceballos

Estos pasados días de "veroño" nos hemos acercado a la sierra de Madrid para disfrutar de los últimos días soleados en el campito y comernos unas tortillas al aire libre.
Nos encanta la zona del Escorial y por allí hay, entre otros, un rincón que merece la pena ser visitado


Es el Arboreto Luis Ceballos  (abierto de martes a domingo de 10 a 15/h y sábados de 10 a 18/h) un Centro de Educación Ambiental ubicado en este término, en la vertiente sudeste del monte Abantos, a 1300m de altitud


Inmerso en un frondoso pinar reune más de 200 especies de árboles y arbustos autóctonos de la España peninsular e Islas Baleares


Un precioso rincón de naturaleza muy cerquita de Madrid, y muy cómodo de visitar con niños pues marca al menos tres itinerarios autoguiados muy fáciles de seguir y que son en si mismos un incentivo para los peques ("la flecha marca por aquí papi")


Y que voy a decir del otoño, pues que está el campo precioso
Algunos arbustos como el majuelo están ahora a rebosar de frutos


El itinerario esconde pequeñas sorpresas como algunas modestas cascadas


Preciosos senderos


La sección de un árbol talado donde se aprecian los anillos a la perfección, siendo fácil así adivinar su edad contándolos.


Encontramos carteles informativos a cada paso, que mis bichos siempre gustan de leer


Y aunque el grueso de las hojas ya cayó, los caminos están preciosos toditos vestidos de otoño


Las setas son otro tesoro del campo, a veces con insólitas formas y colores.


Jóvenes castaños (me encanta este árbol).


Y a ratos la espléndida vista del monte


Rincones para respirar profundo


Y más senderos molones


Descubrir la carbonera es también toda una novedad, casi como un museo etnográfico al aire libre.


Y del mismo modo el sistema clásico de extracción de la resina del pino


O los panales tradicionales ahora vacíos


Sentarse a mirar el plano y practicar la lectura funcional


Y más perlas del otoño: el acebo con sus rojos frutos, el más bonito que he visto en mucho tiempo


... o el arce presumiendo de follaje


... el endrino cuajado...


con el fruto que dio nombre a mi mayor


Una preciosa tarde de otoño disfrutando de la naturaleza en un rincón para aprender

8 comentarios:

  1. Que excursión más bonita. Me encanta las caras de tus niños. Son de felicidad plena. Me apunto el sitio para ir yo también :D

    ResponderEliminar
  2. Es un sitio precioso!! Ya se nota que se lo pasaron en grande... :)
    Muas!

    ResponderEliminar
  3. Si que lo es, y los niños, ya sabes, tienen el don del disfrute, a poco que se lo pongas fácil, saben pasarlo fenomenal ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Parece mentira lo cerca que está la naturaleza de Madrid y lo poco que voy.
    Siempre me descubres lugares preciosos, a ver si no llueve este finde.
    Gracias bicho!

    ResponderEliminar
  5. En Madrid estamos rodeados de sitios estupendos y muy cerquita para poder pasear, tenemos suerte. Yo siempre que hacemos una de estas escapadas pienso que por que no lo haré más a menudo. Hay que compensar lo que una amiga llama "déficit de naturaleza" tan común en los bichos urbanitas :)
    Si te animas a ir ya contarás. Un besote

    ResponderEliminar
  6. Me apunto el sitio que no lo conocía. Es verdad que hay muchas zonas verdes, senderos naturales y vías pecuarias preciosas para hacer con los peques (de hecho solo hay que buscar "rutas senderismo madrid con niños" y se te hace la boca agua!). Tengo muchísimas ganas de que la peque sea un poquito mas mayor para disfrutar con ella de estos paseos por la naturaleza.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  7. Tus cascadas de comentarios me hacen una ilusión enooorme :D
    Miraré con esa referencia de búsqueda que recomiendas, nos encanta el campito y la verdad, verdad es que lo usamos poco y siempre vamos a los mismos sitios.
    Los paseos con los peques pueden ser más o menos largos pero nunca es demasiado pronto ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar