domingo, 9 de noviembre de 2014

Pintar un bodegón

Este fin de semana nos tocaba jugar a ser artistas plásticos, así que hemos desempolvado nuestro caballete, rescatado del olvido un lienzo algo deteriorado y le he propuesto a mi mayor pintar un bodegón con acrílicos.
"¿Y que es un bodegón mama?", para averiguarlo hemos buscado algunos ejemplos en Google, estos han sido algunos de los que más han gustado


Luego tocaba hacer el nuestro, así que nos hemos puesto a buscar objetos para personalizar nuestra composición y ha salido de todo: peonzas, cuentos, gogos, frutas de todas clases, muñecos, recipientes, plantas, tiestos... jugando a mucho combinar, poniendo y quitando cosas, primero complicando y después simplificando, ha brotado este sencillo y simpático bodegón.


El proceso de copiar del natural, en tamaño grande, trabajando en vertical, con paleta y pinceles empastados de pintura ha sido entusiasmante.

En primer lugar hay que hacer el encaje de la figura con lápiz, añadiendo algún elemento mágico a la composición (era irresistible ponerle cara a esas manzanas)


Luego comenzamos con el color. La observación es una habilidad que conviene favorecer en los niños para aumentar los tiempos de atención  y un trabajo así sin duda la potencia.


Por supuesto Pequeño Dragón emula todo el proceso feliz con su caballete improvisado y su paleta de cartón, a su ritmo, a su manera, disfrutando y silbando mientras pinta todo el tiempo.


La frescura de sus trazos, la falta de prejuicios y su desinhibición salen a gritos del cuadro, son envidiables


Aunque como siempre, lo mejor es el proceso, en este caso el resultado es delicioso. El primer bodegón en lienzo de mi niño grande es un cuadro de artista que no desentonaría en la pared de alguna moderna sala de exposiciones :P

4 comentarios:

  1. Jolines, le quedó muy bien!! Me encanta la combinación de colores, es atractivo y lleno de vigor! Menudo artista!
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! y no sabes el buen rato que pasó :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Chulísimo! Y desde luego podría estar en una exposición. Sin duda. Confieso que a mi no me quedan paredes para colgar las "obras de arte" de mi peque... juajuajua!

    ResponderEliminar
  4. En casa tenemos una pared grande a modo de Sala de Exposición Temporal, periódicamente vemos sustituyendo unas obras por otras, es verdad que llega un momento que ya no sé donde guardarlas todas, por que casi nunca tiro nada, pero así son los artistas, prolíficos por definición ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar