jueves, 11 de diciembre de 2014

Aspirando letras, formando palabras.

«Aprender a leer es encender un fuego, cada sílaba que se deletrea es una chispa». Víctor Hugo

Siempre he imaginado el momento en el que el niño descubre la carga de significado de la palabra escrita como un momento absolutamente mágico. Descubrir el valor comunicativo de los símbolos transformados en palabras, de las palabras transformadas en imágenes es un acontecimiento tan especial y tan importante que debiéramos celebrarlo por todo lo alto y perfumarlo y tenerlo entre algodones para que permanezca cómodo el mayor tiempo posible y condurar ese disfrute del descubrimiento de un tesoro tan especial por mucho tiempo.

Como espectadora he gozado mucho viendo como poco a poco va llegando el lenguaje escrito a la vida de mis bichos. Cada uno a su ritmo, en su momento, arropado por un cole muy respetuoso, cientos de cuentos que entran y salen de nuestras vidas y juegos que alimentan su curiosidad.


Tres alfabetos completos desperdigados por encima de la mesa, dos niños y dos pajitas


Formar palabras de tres letras


Buscar palabras que con contengan la letra B, la O, la h ...


Escribir nombres de amigos, de días de la semana, de comidas, de colores, ¡de lo que quieras! :)

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo: es un momento mágico el descubrir la palabra escrita. Y nada mejor que respetar sus ritmos y jugar y divertirse con las letras para calentar la hoguera...

    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Sííííi´!!, es justo lo que yo pienso: avivar su motivación para que el juego siga siendo la base de su aprendizaje
    Un besazo

    ResponderEliminar