domingo, 1 de marzo de 2015

Futbolín casero

Nuestro último juguete casero lo hemos hecho para regalárselo a un amigo de "mi mayor" en su séptimo cumpleaños. Ya es un clásico regalar cosas hechas en casa a los amigos, es parte de un proyecto y un compromiso común en nuestro cole y creemos que tiene mucho sentido.
En esta ocasión, casi desde el principio, tenía claro que quería que fuera un futbolín, porque a su amigo AP le encanta el fútbol (raro ¿no?).
Buceando en internet hemos encontrado auténticas virguerías, pero como no queríamos complicarnos mucho, para que la mayor parte del trabajo pudiera hacerla él de la forma más autónoma posible, finalmente, combinando unas y otras ideas, hemos personalizado el nuestro utilizando una caja de zapatos, palos de brocheta, fieltro, corchos de botella y pinzas de la ropa

En primer lugar desmontamos las pinzas y las pegamos con cola blanca según la fotografía

 
Luego pintamos las pinzas de dos colores para los dos equipos, dibujamos las líneas de césped sobre el fieltro, con rotu blanco, perforamos la caja en la zona de las portería y cubrimos los agujeros con una red de ajos 
 
 
Pegamos el fieltro en su lugar y montamos los jugadores sobre los palillos de las brocheta atravesando con ellos de lado a lado la caja y poniendo en los extremos unos trozos de corcho.
Para todo utilizamos como adhesivo silicona caliente.
 

Y a pasar el control de calidad antes de entregárselo a su dueño ;)

4 comentarios:

  1. Os ha quedado genial!!! Pues no va a haber horas de diversión con ese jueguete tan chulo!! Me encanta

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!! sí, fútbol y niños un combinado que me hace temblar pero que triunfa siempre :)

    ResponderEliminar