miércoles, 16 de diciembre de 2015

Diana para peonzas

La peonza es uno de los juego tradicionales que más me gusta. Curioseando en su historia (aquí) he descubierto que los primeros indicios de su aparición datan de ¡4000 años antes de Cristo!.
Pero a pesar de que con los años los materiales se han ido modernizando y generando variantes de consumo, la mecánica sigue siendo la misma y continua despertando pasiones entre los más pequeños, al menos en los míos que no se cansan de ellas.

Pequeño Dragón empezó a bailarla cuando aún no había cumplido los dos años, lo que le hace ahora un auténtico veterano del juego.


Y aunque nunca ha sido un juego para casa, ahora que tenemos patio la cosa cambia y se pasan largos ratos con ellas. Se han inventado la diana para peonzas que han fabricado con los restos de una caja. El juego consiste en intentar que la peonza caiga en el sector de mayor puntuación, para luego ir anotando las cantidades en una tabla para sumarlas.

Destreza motora y cálculo mental, qué mas se puede pedir.


Me pasaría horas viéndoles jugar...

2 comentarios:

  1. Ohhh, patiooooo! Mi sueño dorado, jajajajajaja!
    Pronto ni se van a acordar de la otra casa.
    Chulo!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja!! si, la verdad es que tener patio mola! :)))
      un besote

      Eliminar